martes, 1 de mayo de 2007

Las bases tecnológicas de los centros educativos: infraestructuras, entornos tecnológicos y modelos didácticos.

Publicado en la revista digital del CEP de Cádiz (núm. 1, 2007). Tras repasar los nuevos entornos tecnológicos de trabajo en los centros educativos y algunos de los nuevos modelos didácticos que pueden aplicarse en ellos, se llega a las siguientes conclusiones:

La gran variedad de modelos didácticos que se pueden desarrollar en estos nuevos entornos tecnológicos que nos brindan las TIC, muchos de los cuales no requieren más conocimientos informáticos que escribir con el ordenador y navegar por Internet, abren grandes posibilidades de innovación en las metodologías docentes.


No obstante hay que tener en cuenta que no basta con disponer de recursos TIC en los centros (infraestructuras y materiales educativos de apoyo) para que el profesorado se decida a innovar en sus prácticas docentes. Para que esto ocurra, por lo menos se necesitan los siguientes requisitos:


- Una buena coordinación y mantenimiento de los recursos TIC. Una coordinación técnico-pedagógica que asesore "in situ" al profesorado cuando lo requiera y un buen servicio de mantenimiento de las TIC, de manera que para el profesorado los recursos TIC se conviertan en algo tan transparente y fiable como un libro, un bolígrafo o un teléfono.



- Decidido apoyo del equipo directivo y compromiso de la comunidad educativa del centro explicitado en el PEC. Por supuesto también habrá pleno apoyo de la Administración Educativa, que en la medida de sus posibilidades facilitará recursos materiales (infraestructuras, materiales de apoyo...), personales (asesores...) y funcionales (recomendaciones, normativas favorables..)..


- Una adecuada formación del profesorado en didáctica digital. Aunque la mayoría de los docentes tienen propensión a mantener sus pautas de actuación y adaptarlas a las nuevas circunstancias (más que a innovar), la motivación del profesorado y su actitud positiva hacia la innovación con las TIC aumentará a medida que aumente su formación instrumental-didáctica y descubra eficaces modelos de utilización de las TIC que pueda reproducir sin dificultad en su contexto y le ayuden realmente en su labor docente (mejores aprendizajes de los estudiantes, reducción del tiempo y del esfuerzo necesario, satisfacción personal...).


- Consideración de las nuevas dedicaciones docentes. Si determinadas actividades relacionadas con la innovación pedagógica suponen un incremento de dedicación significativo por parte del profesorado, deben ser debidamente compensadas. No olvidemos que toda innovación exige del profesorado: PODER (capacidad, medios), SABER HACER (competencia) y QUERER. Y si no hay una adecuada compensación de su trabajo, difícilmente va a querer.



En cualquier caso, la creación de comunidades virtuales de profesores que compartan recursos (apuntes, materiales didácticos...) e intercambien buenos modelos de utilización didáctica de las TIC, puede contribuir a reducir un poco el esfuerzo docente que requiere un buen uso educativo de las TIC