lunes, 18 de mayo de 2020

Los centros docentes y la crisis del Covid (2/3): ¿Cómo nos organizamos para el curso 2020-21?


Y PRÓXIMAMENTE: Los centros docentes y la crisis del Covid (3/3): Modelos didácticos para el uso de las plataformas educativas on-line de centro (EVA)

¿Cuáles son los posibles escenarios en septiembre? ¿Qué podemos hacer en cada caso?


Contemplamos 3 escenarios posibles:


ESCENARIO 1.- “Nueva normalidad”: convivimos con el Covid sin tener aún vacuna ni tratamiento eficaz. Tenemos movilidad pero hay que respetar la “distancia social”, llevar mascarillas en lugares cerrados, lavado frecuente de manos, desinfección frecuente de espacios y objetos de uso compartido…



1.1.- Reducción a la mitad del tiempo de permanencia de los alumnos en el centro. Si los recursos (físicos, humanos y económicos) fueran ilimitados, la solución podría ser duplicar o triplicar las aulas y los profesores y en este nuevo marco introducir los ajustes necesarios (alumnos/aula, “nuevas” normas de convivencia…).


Pero como en general ni disponemos de más espacios, ni de grandes recursos humanos y económicos extra, tenemos que buscar “nuevas” formas de organizar la docencia en los centros y reducir el tiempo de permanencia del alumnado en el centro con el fin de que en cada aula se pueda hacer al menos un doble turno de docencia.


Los estudiantes o bien irán solo la mitad de los días al centro, o bien irán en turnos de mañana o tarde.



Se reducen las horas de permanencia en el centro, pero no necesariamente los contenidos de las asignaturas ni las horas de trabajo: los estudiantes trabajarán además “X horas” semanales en su casa (con apoyo de la plataforma educativa on-line del centro).



1.2.- Asignaturas bimodales. Con el fin de no hacer ahora un cambio/ajuste precipitado del sistema educativo, y manteniendo por lo tanto las asignaturas, contenidos y dedicaciones horarias actuales, proponemos que muchas de ellas se conviertan en asignaturas bimodales donde parte de sus actividades de enseñanza/aprendizaje (estudio, ejercicios, proyectos colaborativos)  se desarrollarán en el centro y otra parte en casa. Ahora sí tienen sentido los DEBERES (estudio, ejercicios y técnicas Flip Classroom) para hacer en casa y corregir el siguiente día en el cole. Las actividades de evaluación tipo “examen” y las tutorías se procurarán hacer en las sesiones presenciales.

Los equipos docentes, que deberán tener formación sobre metodologías didácticas en entornos virtuales de aprendizaje (EVA), determinarán qué contenidos se prestan más a un tratamiento con actividades on-line, crearán/buscarán material didáctico “ad-hoc” y prepararán las correspondientes actividades de aprendizaje. Algunas asignaturas (como por ejemplo prácticas FP) seguirán siendo 100% presenciales..

Al elaborar el diseño curricular de estas asignaturas bimodales puede resultar muy útil coordinarse con otros centros y poner en común los materiales didácticos que se vayan creando o encontrando.



En función de las características de cada centro y de las orientaciones de su Consejería de Educación, se podrán contemplar cambios más profundos como agrupar asignaturas, cambiar las dedicaciones horarias…


1.3.- Aplicación de los principios del currículum/evaluación bimodal, que ofrecen ayudas para el aprendizaje de los contenidos teóricos y establecen que cuando los estudiantes realizan tareas prácticas/competenciales pueden/deben utilizar “memorias externas”: fuentes de información (Internet, libros…) y apuntes/vademecums previamente creados por ellos. Ver: https://slideshare.net/peremarques/desarrollo-curricular-bimodal


De esta manera se proporcionan apoyos para el aprendizaje y se promueve la autonomía en el estudio al promover la búsqueda y utilización de fuentes de información y de vademecums creados a medida de sus necesidades.




1.4.- PRINCIPALES PROBLEMÁTICAS QUE SURGEN Y POSIBLES SOLUCIONES


1.3.1.- Que todos los alumnos tengan los recursos TIC imprescindibles. Hay que asegurar que todos los alumnos tengan en casa una infraestrustura TIC mínima (dispositivo digital y adecuada conexión a Internet). Es una cuestión de Estado (puede estar resuelta al iniciar el nuevo curso) pero que requiere la colaboración de los centros para:


- Informar a las familias del centro sobre las TIC que necesitan sus hijos en casa.


- Identificar las familias que no tienen medios para ello para que la Administración Pública le facilite un bono básico a de conexión a Internet y un dispositivo digital (tableta, portátil…) en modalidad de préstamo u otra.


1.4.2.- Competencia digital y técnicas de estudio del alumnado para realizar las tareas  on-line (y en el caso de los más pequeños, de las familias) para realizar las tareas  on-line. ¿Cómo ofrecer esta formación?


- Aprovechar las sesiones presenciales que puedan tener en su centro los alumnos en junio o en su defecto a principios de septiembre (cuando sea posible y necesario habrá sesiones para las familias).


- Crear o buscar vídeos tutoriales adecuados a la edad y plataforma educativa del centro para que los estudiantes los puedan consultar y hacer consultas on-line a un profesor/tutor/especialista si es necesario).


- A TENER EN CUENTA: una parte de la formación será sobre el uso del dispositivo digital (tableta, portátil…), y convendría hacerla cuando cada estudiante tenga ya su propio dispositivo. También fundamental la formación sobre el uso de la plataforma educativa del centro. 


1.4.3.- Competencia digital docente del profesorado para el uso de la plataforma educativa on-line de centro y la aplicación de metodologías didácticas adecuadas al uso de estas plataformas y al currículum/evaluación bimodal (ver "modelos didácticos con las plataformas educativas de centro" - en fase de elaboración- ). ¿Cómo ofrecer esta formación al profesorado que lo necesite?

- Aprovechar las reuniones presenciales que se harán los últimos días de junio en el centro para planificar y coordinar el próximo curso, incluyendo un par de sesiones de formación “in situ” sobre las temáticas que solicite el profesorado.

- Además, desde la coordinación TIC o de Innovación, poner en la web de centro una selección de tutoriales sobre las temáticas demandadas y prestarse a atender las consultas del profesorado que lo requiera.



1.4.4.- Sobrecarga de trabajo del profesorado: a las horas de clase presencial (son las mismas que antes ya que las sesiones de han reducido a la mitad pero se doblan los grupos) hay que añadir el tiempo de atención al alumnado cuando está trabajando en casa con apoyo de la plataforma educativa on-line de centro.

- La situación bien gestionada, sin duda tiene aspectos positivos: menos alumnos por aula facilitan la gestión y personalización de los procesos de enseñanza/aprendizaje, el seguimiento de los progresos del alumnado y la tutoría… Para algunos profesores también puede significar dar menos asignaturas, y por lo tanto menos trabajo de preparación de recursos y actividades.

- Pero hay que gestionarlo bien (ver "modelos didácticos con las plataformas educativas de centro" - en fase de elaboración- ). Como estamos considerando aquí una situación de bimodalidad donde cada semana los estudiantes tienen también sesiones en el centro (escenario de "nueva normalidad"), conviene dejar para estas sesiones actividades que a menudo podemos gestionar más eficientemente de manera presencial: corrección de determinadas tareas (proyectos, contenidos nuevos o complejos…), actividades de evaluación tipo “examen”, tutorías…

- Con todo, aunque las actividades que se realizan on-line en casa con el apoyo de la plataforma educativa de centro se consideren como “deberes” que luego se corregirán y complementarán en la clase presencial, su preparación y la organización de unos canales de atención a “dudas urgentes” del alumnado supondrá unos tiempos extra de dedicación docente que habrá que considerar al confeccionar los horarios laborales del profesorado. Y supondrá la necesidad de ampliar algo la plantilla docente.


1.4.5.- ¿Quién se hace cargo de los pequeños en casa la media jornada que no están en la escuela cuando los padres/tutores trabajan fuera de casa?

En muchos casos, y por supuesto con gran esfuerzo familiar (de tiempo de dedicación a los hijos/nietos/sobrinos, de ajustes laborales, de nuevos gastos para contratar servicios que cuiden de los pequeños o les ofrezcan nuevas actividades extraescolares…) los estudiantes más jóvenes podrán estar atendidos en estos tiempos de “estudio en casa”.

Pero se darán situaciones en las que todos los adultos de la unidad familiar trabajen fuera de casa y no sea posible que otros familiares se encarguen de los pequeños, y además no dispongan de recursos económicos para contratar algún servicio que les pueda atender (en casa o en algún espacio “ad hoc” tipo “salas de estudio o entretenimiento tutorizadas”).

En estos casos, una posibilidad sería que, con la supervisión de la escuela y de los servicios sociales municipales, se consiguiera una “beca” (¿municipal?, ¿de otra entidad u organismo público?) que cubriera el coste de apuntarse a una de estas "salas de estudio/entretenimiento tutorizado" o similar. El propio municipio tal vez podría poner en marcha alguno de estos espacios  tutorizados.



ESCENARIO 2.- “Nuevo estado de alarma”:  hay un rebrote y tenemos que volver a estado de alarma y al confinamiento en casa durante unas semanas.

Si hemos conseguido iniciar el curso en presencial, tenemos las asignaturas estructuradas de manera bimodal (contenidos para trabajar en clase y contenidos para trabajar on-line), el profesorado ha adquirido experiencia en el buen uso de la plataforma educativa on-line,  y hemos asegurado que TODO el alumnado tenga en casa las TIC imprescindibles y haya adquirido una cuerta competencia en su uso... las cosas podrán ir mucho mejor que el curso anterior.


2.1.- En la medida de lo posible, empezar a trabajar los contenidos de las asignaturas bimodales que estaba previsto gestionar on-line y para los que ya teníamos previstos los recursos didácticos a utilizar. Tal vez la nueva crisis dure unas pocas semanas y quede bastante curso para trabajar en presencial los contenidos previstos.

2.2.- Ir preparando la “virtualización” de los demás contenidos esenciales de las asignaturas, para los que habrá que adaptar los materiales didácticos y las actividades de aprendizaje previstos para trabajar en presencial.



ESCENARIO 3.- “Vuelta a la normalidad”: descubrimos la vacuna y/o tratamiento eficaz.


Aunque desaparezca la amenaza del Covid, bien está aprovechar los aprendizajes que hemos tenido que realizar "por necesidad" para trabajar y estudiar "de otra manera", que en algunos casos aporta ventajas. Aprovechémoslas. En la enseñanza presencial hoy es indispensable un cierto uso de las plataformas educativas y los recursos digitales en general: por el valor añadido que pueden aportar, bien utilizadas en algunas actividades de enseñanza y aprendizaje, y para preparar al alumnado para su “long life learning”.

Aunque recuperemos los horarios presenciales al 100%, como antes, podemos mantener una cierta bimodalidad en muchas de las asignaturas, para que algunos de sus contenidos se trabajen utilizando la plataforma educativa de centro. En este caso, los estudiantes lo podrán hacer en el centro, en tiempos donde quizás en vez de estar en una clase puedan moverse con su dispositivo digital por diversos espacios del centro: biblioteca, salas de estudio, jardín...





No hay comentarios: