martes, 4 de diciembre de 2007

Pizarras interactivas las aulas: informe inicial de la investigación Promethean en España

En el portal de la investigación Promethean-España sobre el uso didáctico de las pizarras digitales interactivas en 60 centros de nuestro país, puede consultarse el informe inicial elaborado a partir de los datos obtenidos al poco tiempo de empezar la formación del profesorado y la aplicación didáctica de las PDI en las aulas. Entre las conclusiones destacamos:

Ventajas e inconvenientes asociados al uso de las PDI:

  • Más recursos y mejor comprensión de los temas (70%).
  • Más atención, motivación y participación de los estudiantes (70%).
  • Se necesita más tiempo para preparar las clases (50%).
El profesorado ante las PDI: opinión y formación necesaria.

  • Las PDI facilita la enseñanza y el aprendizaje y resulta más agradable (70%).
  • Para un uso básico de la PDI el profesorado solo necesita saber escribir con el ordenador, navegar por Internet y un pequeño entrenamiento sobre la PDI
Modelos didácticos que se utilizan con las PDI

  • Explicaciones del profesorado (70%), corrección de ejercicios (50%).
  • Presentacion de trabajos por parte de los estudiantes (30%)
Adjuntamos aquí la síntesis en inglés que fue presentado en el ITiE Symposium 07 de Londres el 9 de octubre pasado.




Informe realizado por: Pere Marquès (director de la investigación), Víctor Bermejo, Ramón Domenech, José María Izquierdo, Esperanza Marchal, Roger Rey, Jesús Sansegundo (PRODEL) y Raquel Carballal (PRODEL).

2 comentarios:

jose luis dijo...

Pere, esa propuesta me parecería un primer paso muy positivo, en un principio. Personalmente, creo que se debería ir más allá y regular legalmente como un derecho el de cualquier ciudadano a acceder a Internet. Ello implica accesibilidad a los medios y su uso. Máxime cuando, incluso, la Administración se está virtualizando, para cualquier trámite oficial. Igual que ahora tenemos garantizado constitucionalmente ciertos derechos básicos, éste debería ser el siguiente. La realidad de nuestro tiempo lo exige y habría que darle respuesta.
José Luis García (Cantabria)

jrovegno dijo...

Don Pere, si uno se pone a analizar, optimizar el modelo tradicional (en este caso la forma en que el profesor presenta los contenidos) sólo podría traer mejoras marginales. Para trabajar en mejoras sustanciales se deben optimizar procesos aún más profundos que aún no han sido tocados (ejemplos: como un modelo competitivo genera problemas en los jóvenes, para un país que mecanismo es el más adecuado para determinar los contenidos a enseñar,etc.)
Eso Saludos