martes, 20 de septiembre de 2011

La culpa o el mérito son nuestros... no del Power Point

Con sorpresa y estupor he leído el artículo de "La Contra" (La Vanguardia 3-10-2011) http://www.lavanguardia.com/tecnologia/20111003/54225136650/nos-venden-guerras-como-nos-venden-telefonos.html

A mi entender un artículo lleno de "verdades a medias" entre las que el autor inserta sus "perlas" contra una herramienta: el Power Point.

Una vea más estamos ante alguien que aún no se ha dado cuenta que el problema no son las herramientas (que como el fuego todas ellas se pueden usar bien o mal), el problema somos nosotros, que decidimos uno y otro uso de las mismas para el logro de unos u otros objetivos.

¿Cómo lo veis?

Este artículo nos presenta una “verdad a medias”, nos muestra una parte de la realidad pero nos la presenta como si fuera TODA la realidad. Y a partir de aquí, confundiendo la parte por el todo (sinécdoque) explicita más o menos una tesis: “no conviene usar Power Point”. Hasta añade afirmaciones gratuitas como: “es estúpido y peligroso”, fomenta un “pensamiento irreflexivo”…


Resulta que la parte de la realidad que nos muestra Franck Frommer es la de los malos usos de esta herramienta, y hasta aquí lo que dice es verdad: muchas veces se hacen las cosas mal con el Power Point… pero también con cualquier herramienta: los libros de texto digitales, la pizarra interactiva, la pizarra de tiza, los tradicionales cuadernos de clase… (centrándome ahora en el mundo de la educación).


Entiendo que no se pueden mostrar las “malas prácticas” y a partir de ahí abogar por el no uso de una herramienta. En todo caso hay que identificar estos malos usos para que sus actores se den cuenta y los abandonen. Abandone los malos usos, no la herramienta.


Porque con ella también se hacen muchas “buenas prácticas”. Los esquemas nos permiten centrar la atención en las ideas clave, y si luego van acompañados de una buena argumentación (oral o escrita) seguramente mejoraremos la calidad de la comunicación frente al mero discurso verbal que, a veces, por su extensión o bajar articulación puede dificultar la identificación de las ideas principales.


Me parece surrealista que este artículo se haya publicado en “La Contra”. Es un recital de verdades parciales acompañadas falsas conclusiones. Como al final, que parece que culpe a “Power Point” de un exceso de comunicaciones unidireccionales, cuando como sabemos el planteamiento unidireccional o participativo de una reunión la deciden sus responsables (con independencia de la herramienta que se use).

8 comentarios:

Liliana Volpin dijo...

El Power Point es una herramienta, no un contenido pensado.
Lo primero se compra en cualquier lugar , lo segundo se piensa, se diseña, se analiza, se corrige, se relee, se diseña nuevamente, y se guarda o envia.
Me parece ridiculo comparar la dedicacion y la responsabilidad con la compra-venta de conocimientos.

Ramon Palau dijo...

Hola

Sorprendente se puede criminalizar una herramienta por el uso que ciertas personas o organizaciones les dan. De toda manera, no es nada nuevo. Recuerdo no hace tantos años, como internet era como el demonio, debido a que algunas personas lo utilizaban con fines poco “morales” como el cybersexo, poker on-line, y muchos otros… Pero no hace falta referirse a nuestras TIC, ya que ayer mismo pudimos leer en los periódicos, que el gobierno de Dinamarca incrementa los impuestos sobre algunos productos no saludables (entre ellos el entrecot, y la leche). No sería mejor enseñar a las personas a comer equilibradamente? Seguramente el entrecot y la leche, dentro de una dieta sana son elementos necesarios.
El Sr. Frommer critíca la simplicidad del Power Point, pero para mi entender es muy más simple esta crítica globalizada contra una herramienta o un producto. Seguramente ha llegado la hora de hilar más fino y, analizar y debatir sobre los usos y fines… En este sentido, no será ni el primero, ni el último artículo que banalice sobre el uso de las TIC en la educación.
Habrá que estar preparado.
Ramon Palau
URV

Camino López García dijo...

Bastante impresionante... Este es un ejemplo de cómo los medios de comunicación son completamente ignorantes en las materias a las que dan salida, y se fían solo del que ha conseguido la publicación... sin contrastar nada ni ver en qué momento está ese tema en concreto en las tesis de los especialistas en el campo. Es algo esperado, pero sí que decepcionante... Más que nunca aquí se necesitaría la figura del Content Curator, una de las nuevas profesiones a las que hace referencia a menudo Dolors Reig o Juan Freire... Alguien capacitado en la temática que valide la información que llega a los ciudadanos, que no tienen por qué ser expertos en la materia, pero que sí tienen el derecho a las últimas informaciones y no a debates trasnochados.

Pep Andreu dijo...

Muchas veces (más de las que yo quisiera), se confunde utilización de herramienntas TIC, con innovación educativa y pedagógica, sin que ellas tengan que ir unidas entre sí.

No es más innovador el que utiliza estas herramientas por encima de otras: libro de texto, diario, programa de televisión, revista...

La innovación está en la manera como se usan, no en el mero hecho de utilizarlas. Estan muy ligadas a la metodología.
El artículo nos muestra un uso (quizás muy tradicional y muy poco innovador) de una herramienta. Pero no para eso significa que esta herramienta usada de otra manera, no contribuiá a aconseguir un aprendizaje constructivo y más participativo, por parte del alumno.
En fin, que lo que cuenta es la metodología y el cambio pedagógico, que en mi opinión, aun hay muchos maestros encaparrados en su dotes y explicaciones magistrales y tradicionlistas.
Cualquier recurso ( sea tecnológico o no) es bueno dependiendo de como se usa.

Si usamos la tecnologís para hacer lo mismo que se hacía antes; creo, en mi más modestía, que no hace falta tanta innversión, y mucho menos en esos tiempos. La tecnología debe y ha de ser un recurso muyy válido, pero hay que canviar la concepción de la educación.

Norman Trujillo dijo...

Es alarmante lo que se puede hacer usando el Internet, yo soy de los creyentes de que no es la herramienta la mala sino el cómo se diseñan, desarrollan y usan los materiales hechos con dichas herramientas.

No podemos dejarnos llevar por los comentarios de una persona que retoma las malas prácticas que se hacen, utilizando X herramienta para "satanizarla" y evitar su uso, ya que eso mismo que se puede hacer o no hacer, con Powerpoint se puede o no puede hacer, con otra herramienta similar o diferente, el problema está en quién y cómo utiliza los recursos disponibles para hacer una presentación, las cuales no sólo tienen 4 diapositivas.

Además, debemos recordar que el multimedia es el soporte visual para la presnetación, exposición y disertación oral de alguien.

A propósito hace algunos meses escribí algo similar en mi blog, pero era sobre otro artículo. Acá les dejo el enlace, ojalá puedan verlo: ¿PowerPoint nos hace estúpidos?

Y para evitar que nos pase lo que dice el Sr. Franck Frommer démosle una ojeada a la siguiente entrada Haciendo presentaciones de calidad con PowerPoint

Saludes.

Atentamente, Norman Trujillo

Mada dijo...

He leído con estupor este artículo. Me he quedado perpleja de como utilizan una herramienta tan buena para hacer lo que ellos quieren. Señores no es el power point el que habla son sus mentes.

Marta A.- dijo...

También he reflexionado sobre el uso de esta herramienta e invito a ver el material de apoyo que diseñé para mis estudiantes en:

www.lacajonera.com

El post: Morir de power Point
http://lacajonerademarta.blogspot.com/2011/09/morir-de-powerpoint.html

Marta A.-

INED21 dijo...

Estamos totalmente de acuerdo, http://www.ined21.com/informe_INED21.pdf , el informe INED, trata el sistema educativo en España con soluciones concretas.