miércoles, 17 de septiembre de 2008

El valor añadido de las pizarras interactivas: investigación DIM-Promethean 2006-2008

Como veremos en el próximo artículo, consultándo los oráculos tendencia y sentido común, en 2012 la gran mayoría de nuestras aulas tendrán pizarra digital. Y muchas de ellas serán interactivas.

De momento, aquí presentamos una síntesis de los resultados de la investigación patrocinada por Promethean sobre las aplicaciones educativas de las pizarras interactivas, en uno de cuyos apartados se destaca el valor añadido de las PDI frente a las PD no interactivas.

En la investigación, desarrollada por el grupo DIM-UAB, participaron cerca de 400 profesores de 50 centros educativos de Primaria y Secundaria. A lo largo de estos dos años se desarrollaron cuatro seminarios más de formación y seguimiento en cada uno de los 10 centros piloto, donde se reflexionaba sobre las actividades educativas realizadas al ir integrando progresivamente la pizarra digital interactiva en muchas de las actividades habituales del aula: explicaciones magistrales, realización de búsquedas en Internet y de ejercicios entre todos, corrección colectiva de tareas, presentación pública de recursos y trabajos por parte de los estudiantes....

En la valoración de las ventajas que comporta el uso de la pizarra digital interactiva hay casi unanimidad en que potencia la atención y la motivación del alumnado y permite acceder en el aula a muchos recursos que facilitan la comprensión de los temas. Además, un alto porcentaje del profesorado considera que facilita el aprendizaje en general y el logro de los objetivos educativos, aunque luego no consideran que mejoren significativamente sus calificaciones. También manifiestan que se logra una mayor implicación del alumnado y se facilita la realización de actividades colaborativas.

La mayoría del profesorado manifiesta también que le motiva y satisface el uso de la pizarra digital interactiva y considera que es fácil de manejar y facilita la innovación didáctica. Quizás por ello, aunque en general se considera que exige un significativo trabajo extra para el profesorado, la mayoría creen que merece la pena hacerlo por los resultados que obtienen. Y el 88% piensa seguir utilizándola en próximo curso. En cuanto a su valor añadido sobre las PD no interactivas, los profesores destacan:

- Aprovecha las ventajas de la pizarra tradicional (anotaciones directas e inmediatas) junto con la interactividad y la disponibilidad de infinitos recursos.
- Poder manipular elementos gráficos y multimedia (mover, ocultar, modificar...), facilitando la explicación de conceptos y procedimientos.
- Las clases resultan más dinámicas y motivadoras al salir profesor y alumnos a interactuar directamente con el puntero. Resultados inmediatos y mayor creatividad.
- Facilita la realización de ejercicios interactivos y correcciones colectivas que aumenta la posibilidad de participación del alumnado (implicación grupal).
- Acceso rápido y en todo momento a la información que se comparte a toda la clase (recursos compartidos) y mejor interacción recursos – actividades - alumnos - profesor.
- El profesor es el centro de atención al estar ante la PDI sin dar la espalda y dispone de todas las herramientas a mano para mostrar imágenes atractivas, focalizar la atención donde convenga, ampliar información en Internet y adaptar los materiales a los alumnos en cada momento.
- Almacenamiento de pantallas y sesiones para aprovecharlas en otro momento.
- El software específico Activprimary y ActivStudio: sus actividades, disponer de más de una superficie de trabajo (rotafolios), grabar vídeo, ACTIVOTE