lunes, 22 de febrero de 2010

¿Por qué no mejoran las notas de los alumnos con las TIC? (1)

Actualmente (plan Escuela 2.0, “projecte EduCAT 1x1”…) nuestras aulas están recibiendo las mayores dotaciones tecnológicas de la historia: pizarras digitales y lectores de documentos, ordenadores portátiles a disposición de cada alumno, intranets con plataforma educativa…

Estas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) proporcionan a los profesores y a los estudiantes nuevos canales de comunicación entre ellos y con la comunidad educativa, entornos virtuales de trabajo colaborativo, herramientas ofimáticas y la posibilidad de trabajar en la pizarra o en los portátiles con los infinitos recursos educativos multimedia de Internet.

Pero no basta con dotar las aulas de TIC. Para lograr su “buen uso” didáctico e impulsar la innovación educativa, es necesario ofrecer una adecuada formación y apoyo a los profesores, proporcionándole modelos didácticos de uso de las TIC que sean fáciles, eficaces y eficientes. El profesorado debe “ver” que las TIC facilitan su trabajo y que también facilitan los aprendizajes de los estudiantes.

Y es que efectivamente las investigaciones (ver http://www.pangea.org/dim/) indican que, “bien utilizadas”, las TIC facilitan la docencia, logran una alta motivación y participación de los estudiantes en las actividades de aprendizaje y facilitan la adquisición de algunas de las competencias básicas.

No obstante, estas mismas investigaciones una y otra vez nos indican que, pese a que los alumnos aprenden más, en general (porque en experiencias "de laboratorio" si se logran mejoras notables) no se observan mejoras significativas en los rendimientos académicos de los estudiantes, en sus calificaciones. ¿Cómo se explica esta paradoja?

En estos momentos desde el grupo de investigación DIM-UAB estamos realizando nuevos estudios en aulas con pizarra digital y también en aulas 2.0 (ver investigaciones en http://www.pangea.org/peremarques/) centradas en esta problemática y también en identificar las competencias básicas que se pueden trabajar mejor con el apoyo de las TIC.

Como punto de partida consideramos que lo que aprenden los estudiantes trabajando con las TIC, generalmente con actividades de aplicación y disponiendo de acceso a diversas fuentes de información, no es lo que luego se les pide en los exámenes, que siguen siendo los tradicionales exámenes memorísticos empecinados en evaluar la memoria de los alumnos en vez de valorar la adquisición de las competencias que hoy demanda la sociedad.

Es necesario cambiar la manera en la que evaluamos. Por supuesto hay que seguir cultivando la memoria y asegurar a cada estudiante una adecuada red mental de conocimientos, pero de forma progresiva acorde a la edad, pensamos que los estudiantes deberían poder afrontar los exámenes con libre acceso a diversas fuentes de información (libros, Internet…).

Y aún más. Además del cambio metodológico y en la evaluación, pensamos que no basta con maquillar el viejo curriculum con un “enfoque de competencias”. Debemos repensar los objetivos de la escuela a la luz de nuestro ideal humanístico y de las exigencias de la sociedad actual, y construir un nuevo curriculum para Primaria, ESO y Bachillerato. ¿Es que no vemos que la sociedad nos lo exige?

11 comentarios:

Mada dijo...

Creo que como dice el artículo hay una gran diferencia todavía entre lo que se enseña con las NNTT y lo que luego se evalúa. Es cierto que los alumnos deben consolidar algunos conceptos pero tal vez debemos plantearnos que haciéndolos exámenes de "memorieta" no sea lo más acertado.

Paco Rivière dijo...

(>...es necesario apoyo...) Y tanto que es necesario!
Las mayores dotaciones... materiales, que yo sepa, por que de los informáticos necesarios, no oigo hablar a nadie.
O será que los professores no estan/amos tan mal preparados como dicen?

Luis Pérez dijo...

No estoy de acuerdo con que no mejoren las notas.
En mi caso, han mejorado, han aprendido más, han estado más motivados y han trabajado más.

Suelo colgar todas las actividades en Moodle, allí las valoro, el alumno sabe en todo momento cuál es su nota en cada actividad y en el cómputo global. Hay pocos exámenes, y las actividades casi siempre se entregan en Moodle o en diversos servicios de Internet, que suelo cambiar para que el alumno se enfrente siempre a nuevas dificultades.

Maribel dijo...

Por el contrario en mi centro, en los meses que llevamos en el proyecto educat1x1 (1portátil x alumno)los resultados de las notas del 1r trimestre han sido bastante buenas. En el estudio que he hecho en nuestro centro profesores, alumnos y sus familias están de acuerdo con que hay muchos aspectos claves para el aprendizaje que han mejorado. De todas formas estoy de acuerdo que la evaluación todavía tiene que evolucionar. Saludos

Paola Ascencio dijo...

Es realmente interesante ver que se de esta situación, es paradójico, ¿Por qué una evaluación de ciertos temas no se ve superada al momento de aplicarla? Tal vez el docente está utilizando la herramienta de forma equivocada, está diseñando actividades que no apuntan a los aprendizajes esperados o competencias a alcanzar propuestas, puede que se vea invadido por la tecnología y además por sus pares que presionan a su uso, pero en realidad este no sabe como aplicar, que diseñar, a donde apuntar, que metodología debe desarrollar para combinar ciertas experiencias que pueden simularse con el uso de las Tic’s y lo que a él siempre le ha funcionado como método de enseñanza, me parece muy contradictorio que se logren aprendizajes significativos y no se revelen en las evaluaciones, sólo hay 2 opciones desde mi punto de vista:
1º Un diseño metodológico en uso de Tics inadecuado
2º Falta de aciertos en el diseño de las evaluaciones.
No es posible que se estén logrando aprendizajes y las evaluaciones no representen esta realidad, me parece que no puede haber una diferencia entre lo que enseñamos con Tic y lo que se evalúa, es inconsistente, ¿entonces que evaluamos??

Aurelio dijo...

A veces reflexiono sobre mi trabajo, observo a los chicos/as y sus familias y me pregunto el por qué la flagelación continua de que lo estamos haciendo mal. Creo que, con o sin las TIC, lo hacemos lo mejor que podemos e intentamos muchas veces muchas cosas distintas para motivar a nuestros alumnos/as. ¿Por qué entonces nada parece funcionar? ¿Alguien se ha preguntado alguna vez que esta Sociedad, desde las propias familias, no favorece para nada el que los niños trabajen y estudien? Quizá no son nuestras TICs las culpables sino las TICs de horas de TV o consola o las "TICs" que hace que mi padre o mi madre no me eche ni cuenta cuando tengo ocho años, y no le de importancia al "cole". Siempre es lo mismo: los profes de ahora somos torpes, tontos, no sabemos llevar una clase, no sabemos de competencias que aparecieron ayer por la esquina o de objetivos que se sentaron a la mesa un poco antes... ¿Y ahora, que el cole o el insti es más un aparcadero de niños que un centro de trabajo? ¿Eso no vale para las estadísticas?
No busquemos fallos en donde no están. Si negamos el enunciado del problema, el problema no se soluciona.

La educación total dijo...

De acuerdo con lo dicho por l@s compañer@s, quiero simplemente añadir al hilo del comentario de Aurelio que considero que al mal llamado "fracaso escolar" debería realmente denominársele "fracaso social" (¿cuanto porcentaje de ese fracaso se debe realmente al currículo y a los recursos de la escuela?)
Además quisiera añadir una metáfora que oí una vez y que forma parte del anecdotario pedagógico: "lo importante es la flor no la maceta, así como el jardinero no el jardín".

Pedro

Mercè dijo...

home, jo vaig fer tot un estudi sobre l'introducció de les TIC a l'aula durant un curs, i al demanar l'opinió als alumnes, les respostes eren que tot era més vistós i entretingut, però els alumnes amb mals resultats van contestar amb tota sinceritat que de totes maneres a casa, seguien sense treballar gens! I es que per apendre, l'alumne també hi ha de posar de la seva part.

Mercè Noguer dijo...

Penso que no tota la causa està en l'avaluació, sinó també en què és el que es treballa amb les tecnologies. Se suposa que és el professor el que tria què, per a què i com les utilitza. Si no afavoreix els objectius que busca, llavors no té sentit. Obviament cal aplicar el mateix a l'avaluació.

adry dijo...

Es verdad no basta con dotar las aulas de tecnologìa lo importante es la actualizacion adecuada de los docentes.
Comparto la idea: usar las tecnologias como herramienta dentro del aula motiva y despierta el interes de los pequeños, ya que para ellos es facinante aprender a traves de los que pueden ver, oir, tocar, probar y oler, ese contacto les deja aprendizajes significativos, duraderos que les permite tener buenos cimientos para hacer nuevas conexiones neuronales.
aunado que en nuevo PEP (Programa de Educacion Preescolar) esta basado en Competencias y que mejor herramienta que el uso de las TIC para formar adultos que hagan frente a las exigencias de nuestra sociedad actual

Gregorio Romero dijo...

Todo va en función de la temática enseñada y la manera en que se usan las TIC para mejorar el aprendizaje.

Si se utilizan como una herramienta que estimule el ánimo y las ganas de aprender de los alumnos, se obtendrán mejores resultados.

No hay que olvidar que al variar el grado escolar de los alumnos, también cambia la comprensión que ellos tienen hacia ciertos temas, por lo que es recomendable facilitar el aprendizaje con el apoyo de las nuevas herramientas didácticas que esta nueva era nos ofrece.