domingo, 29 de junio de 2008

Claves para la integración de las pizarras interactivas en los centros

Comunicación presentada 2l 22 de junio de 2008 en el "II Encontro Ibérico de Utilizadores de SMART Notebook" en Caparide, Portugal.

Son varios los escenarios posibles cuando nos ponemos a pensar en las escuelas del futuro. Y entre los primeros aspectos a considerar están los espacios físicos, la organización del alumnado y los aprendizajes a realizar, la distribución del tiempo… ¿Mantendremos la compartimentación de los centros docentes en aulas de clase? ¿Seguirán estando los estudiantes agrupados en grupos fijos cada curso? ¿Se mantendrán las actuales asignaturas? ¿Seguiremos confeccionando unos horarios rígidos de tiempos, asignaturas y cursos?

Posiblemente van a coexistir varios de los escenarios posibles, ya que en función de cada contexto, según las circunstancias que se den en cada caso, la mejor solución podrá ser una u otra.

No obstante, hay algunos aspectos que ya sabemos que van a estar presentes en todos los (buenos) escenarios posibles. Por ejemplo: las infraestructuras tecnológicas. En los espacios de trabajo de las escuelas del futuro (me refiero aquí a los entornos presenciales), sean aulas de clase convencionales o sean espacios más abiertos y flexibles, siempre tendremos estos tres elementos: una pizarra digital interactiva, unos ordenadores de apoyo para cuando hagan falta y una intranet abierta al ciberespacio.

Nos referiremos aquí al primero de estos elementos, la pizarra digital interactiva, que asume y multiplica las funciones que tuvo la pizarra de tiza, constituyendo un lugar imprescindible para las explicaciones magistrales del profesorado, la presentación y corrección colectiva de los trabajos de los estudiantes, la realización de debates y trabajos conjuntos entre todo un grupo, para compartir y discutir los recursos que se encuentran en Internet y pueden facilitar determinados aprendizajes…

¿Cómo integrar progresivamente las pizarras digitales interactivas en las aulas de manera que sean bien aceptadas por el profesorado y contribuyan a la mejora de la calidad en el centro?

Ver el artículo completo en http://dewey.uab.es/pmarques/dim/smart/smartportugal.htm y en el portal de la pizarra digital http://dewey.uab.es/pmarques/pizarra.htm.

2 comentarios:

Mario Dehter dijo...

Cada vez, con más temor, me cuestiono si la integración del progreso tecnológico de los recursos didácticos no está profundizando la brecha entre los pueblos y los colectivos mejor desarrollados y los que tienen acceso limitado, tanto por la deficiente maduración de las habilididades pedagógicas del personal docente, como por la "desintegración" cultural entre medios digitales y valores sociales que no preocupan a quienes los venden.

Interactive English dijo...

Lamento diferir con su cuestionamiento. Muy al contrario, me parece que la tecnologia mas alla de abrir una brecha entre cultras, las une. Y la aplicacion de la tecnologia en la educacion es un paso mas hacia el futuro del aprendizaje.

Saludos,
Corina